Medicina

Poder imprimir objetos tridimensionales en multitud de materiales (diferentes tipos de plástico, resina, titanio, otros metales etc…) abre un abanico inmenso para multitud de aplicaciones médicas. tener esta capacidad supone una individualización de tratamientos enorme, pudiendo prácticamente personalizar cada pieza física que ofrezca al paciente. Dentro de la medicina son muchos los campos en los que la manufactura aditiva están suponiendo un gran avance.

cam01.RG

La contribución de la manufactura aditiva a la industria dental ha cambiado las reglas del juego, ya que antes de que esta tecnología se convirtiera en noticia, se llevaba usando ya 10 años, para hacer cosas que no podrían realizarse de otro modo.

Aumenta la calidad de sus piezas y acelera la producción. Esta tecnología permite tanto obtener un alineador dental transparente para el uso diario, como implantes, fundas dentales, puentes… Infórmese de como implementar estos procesos en su negocio.

dental-grey-media-card2x_vjCz88j.jpg.680x383_q80_crop-smart
3d-printed-titanium-header

Prótesis personalizadas

Existen dos categorías de prótesis, externas e internas. Las prótesis internas es donde la manufactura aditiva, normalmente usa materiales biocompatibles como metales, cerámicas y polímeros. Los metales como el titanio se adaptan mejor a las zonas que deben soportar mayores pesos, como las caderas.

En lo referente a las prótesis externas, el avance de la manufactura aditiva se produce en términos de asequibilidad y tiempo.

Formación médica y entrenamiento

La posibilidad de crear archivos 3D basados en resonancia magnética o tomografía computerizada permite a los cirujanos crear órganos de apariencia real para practicar sus operaciones. Esta posibilidad de planificar la cirugía es especialmente importante en cirugías que atañen a órganos delicados, como el cerebro.

BrainPrint11
fib_guide_in_surgery

Material quirúrgico personalizado

Las operaciones deben ser preparadas y adaptadas al caso particular del paciente, por lo que los cirujanos necesitan herramientas personalizadas. Sin embargo, la fabricación de estas piezas cuesta tiempo y es difícil con medios tradicionales.

Las piezas impresas se utilizan para orientar al cirujano y asegurar que los implantes se colocan en la posición adecuada. Además el material es biocompatible y puede ser esterilizado si es necesario y resistente para soportar un amplio rango de usos, sin dejar de ser flexible en las zonas más delgadas del diseño.